Mina El Teniente, Chile

CONTRATISTA/CLIENTE: ZÜBLIN INTERNATIONAL GMBH CHILE SP

Zublin es uno de los mayores contratistas de Chile y había realizado una amplia gama de proyectos que incluían minería, energía, infraestructuras, trabajos de ingeniería civil y construcción. Zublin firmó un nuevo contrato de explotación de minas durante tres años en la mina El Teniente, y como parte de esta explotación, debían lanzar unos 2.500 metros cúbicos de concreto al mes, lo que significaba que eran necesarios cuatro lanzadores y 16 operadores.

Como la mina estaba sometida a unas fuertes tensiones de la masa de roca, el propietario Codelco prestaba una especial atención a la calidad del concreto lanzado y supervisaba exhaustivamente el proceso de lanzado de concreto. Al igual que con muchos contratistas, Zublin presta mucha atención a las cuestiones de calidad, la cantidad de rechazo y el consumo de acelerador.

El trabajo - El reto

Normet trabajó a tiempo completo con el equipo de Zublin en la obra, en primer lugar, con su evaluación de procesos real y luego en el diseño de una solución de mejora recomendada en cada etapa del proceso de lanzado de concreto. Las principales oportunidades de mejora eran una relación de agua y cemento mayor que la ideal en el concreto, una oportunidad de mejora de los conocimientos del proceso por los supervisores y operarios de lanzado de concreto, un porcentaje de rechazo mayor de lo previsto, una dosis de acelerador superior a lo esperado, y todo ello se combinaba para ofrecer una gran oportunidad en el lado superior para el concreto lanzado y la reducción del consumo de materiales.

La solución

Con el estímulo de Zublin, Normet diseñó un programa de formación para el proceso de lanzado de concreto. El programa de formación cubría todas las etapas del proceso, comenzando con la elección de los áridos para el concreto y finalizando con los controles de calidad del concreto lanzado en obra.

El programa fue diseñado para educar a los supervisores y operadores, incluyendo la planta de dosificación, camiones hormigonera y operadores de concreto lanzado, así como el personal de control de calidad interno. Se usó el simulador de Normet para evaluar el rendimiento de los operadores y para desarrollar más sus habilidades. El programa se diseñó para su ejecución en obra para un total de 36 personas, y una duración de cuatro meses.

Resultados del proyecto

Después de cuatro meses de duro trabajo, Normet junto con el equipo del cliente pudo lograr una importante reducción del coste del proceso, y un aumento importante de la calidad del concreto lanzado.  El rechazo se redujo una media del 17 % y el consumo de acelerador disminuyó un 3 %.

Se esperan mejoras continuas y crecientes del rendimiento aguas abajo, a medida que el operador de concreto lanzado se más experto con sus nuevos conocimientos y habilidades.