Himec SF 605

Descargas

El Himec SF 605 mecaniza la elevación de personas en trabajos de tunelización y minería de tamaño pequeño y medio. Su capacidad de carga de 500 kg y su altura máxima de plataforma de 6,4 m ayuda a los mineros a llegar a techos de hasta 8,5 m de altura.

Entre sus aplicaciones típicas se encuentra la instalación de ventiladores, conductos de ventilación, trabajos eléctricos e instalación de tuberías para servicios de ventilación y agua. Cuatro tamaños de plataforma con desplazamiento lateral proporcionan una cobertura completa en una sola configuración y en prácticamente todo tipo de obras de minería. Los trabajos pueden realizarse con seguridad, eficacia y comodidad desde el nivel de trabajo de la plataforma y elevada hasta una altura de trabajo óptima.

El potente motor con turbocompresor y refrigeración líquida Deutz 96 kW o MB 90 kW o el Deutz D914 de 86.5 kW refrigerado por aire, aprobado para regulación Tier III, proporciona un funcionamiento limpio y eficiente y ofrece una velocidad máxima de 12 km/h en un túnel inclinado hacia arriba con pendiente 1:7. En túneles horizontales las velocidad máxima es de 25 km/h.

El vehículo tienen un sistema de suspensión de eje frontal que mejora la seguridad y comodidad en la conducción y reduce la fatiga. El sistema de suspensión reduce las vibraciones desde las ruedas hasta la cabina y mejora la maniobrabilidad del vehículo. El sistema de suspensión proporciona eficiencia y velocidad al vehículo, con la seguridad y comodidad para el conductor y el pasajero.

La nueva cabina con aprobación FOPS y ROPS de Normet proporciona una excelente visibilidad y un compartimento cómodo para el conductor y el pasajero. La cabina frontal está diseñada para un acceso y salida a ella seguro y fácil. Las aperturas de las puertas son amplias y las barandillas y escalones antideslizantes están correctamente colocados. El panel de instrumentos es sencillo y fácil de usar. La nueva pantalla multifuncional (MID) proporciona información sobre la conducción (velocidad, RPM, temperaturas, etc.) y esta información puede registrarse para su análisis. La cabina cerrada proporciona un nivel de ruido inferior a 75 dB, garantizando una conducción segura y cómoda.

La distribución del vehículo permite un fácil acceso a todos los puntos de servicio de mantenimiento, y todas las comprobaciones diarias pueden realizarse desde el nivel del suelo.